No podemos estar más de acuerdo con aquel dicho que recuerda que la cara es el espejo del alma. Habrás observado que en épocas de estrés, cuando tienes mucho trabajo o cuando estás nerviosa, tu piel se va apagando lentamente. El cansancio del cuerpo se ve rápidamente reflejado en el rostro que luce menos vivo, con colores más apagados. Devolver la luminosidad a tu cara no es complicado. Con solo seguir los trucos que hemos preparado para ti, conseguirás darle un aspecto más sano. ¿Estás preparada?

 

Una buena exfoliación

Para conseguir que tu rostro luzca sano y luminoso hay que empezar por limpiarlo en profundidad. Pero no de cualquier manera. Las exfoliaciones hay que llevarlas a cabo con cuidado, ya que es un tipo de tratamiento que puede ser agresivo para las pieles más sensibles. Es por ello que te recomendamos utilizar un producto suave, como es el Exfoliante facial BIO*Aloe Vera y Oliva . Gracias a su rmula no grasa, este exfoliante enriquecido con germen de trigo de cultivo biológico y otros extractos naturales, deja la piel libre de células muertas y lista para ser hidratada.

La exfoliación es el primer paso para devolver la luminosidad a tu cara. Deshacerte de todas las células muertas devolverá rápidamente la luz a tu rostro. Sin embargo, recuerda hacerlo con agua tibia.

 

Hidratación plena

La hidratación de la piel comienza por la alimentación. Es importante reseñar que la cantidad de agua que consumes es fundamental a la hora de equilibrar la hidratación de tu piel. Los expertos recomiendan beber un mínimo de dos litros de agua al día pero todo dependerá de la actividad que realices durante el día y de la temperatura que haga en la zona que vives.

Otra manera de aportar hidratación al rostro es utilizando una crema hidratante que contenga los minerales que necesita tu piel. La Crema Hidratante de día Spa Minerals es la más indicada para los casos de deshidratación. Gracias a su composición a base de minerales del Mar Muerto, ácido hialurónico y extracto de algas, esta crema ligera hidrata tu piel dándole luminosidad y un aporte de suavidad.

 

No importa si hay sol o no

El sol puede resecar tu piel y privarla de su luminosidad. Si notas que tu piel está seca y tirante, puede ser debido a una exposición prolongada al sol. Para recuperar su balance, nada como hidratarla a fondo a la vez que la proteges de los rayos solares. La crema hidratante facial de día Rosa de Bulgaria contiene Vitaminas A y E que darán un aporte de vitalidad a tu rostro que además estará protegido ante el sol, gracias a su factor de protección solar 15. La protección de los agentes externos es la base para devolver la luminosidad a tu rostro. Recuerda utilizar protección incluso en los días nublados.

 

Extra de elasticidad y luminosidad

Si todavía quieres darle un toque extra a tu piel, apuesta por el Elixir concentrado de aloe vera BIO*Ale Vera y Oliva con un 97% de Aloe Vera Puro de cultivo ecológico mediterráneo. La elasticidad volverá rápidamente a tu rostro, aportando además un toque de luminosidad con el que te sentirás radiante. Además puedes aplicar este elixir a todo el cuerpo. Solo tienes que aplicarlo con movimientos circulares hasta su total absorción y … ¡lista! Brillarás más que nunca.

Para conseguir que la luminosidad vuelva a tu rostro, solo tienes que seguir estos pequeños trucos. En cuanto los pongas en práctica verás cómo tu piel vuelve a lucir sana y brillante. Y déjanos darte un último consejo. Ahora que tu cara luce mejor que nunca puede que sea el momento de probar el bálsamo labial Sugar Kiss Cherry Lollipop. ¡Queda espectacular sobre un rostro luminoso!

 

 

 

 

 

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply