Sin Categoria

0 3774

Sabemos que hay un momento para cada fragancia, y que a muchas de nosotras nos encanta cambiar de perfume como cambiamos de vestido, porque cada situación es diferente y necesitamos un perfume que refleje nuestra esencia de cada momento. No es lo mismo ir a la oficina que darse un paseo al atardecer o una cena romántica.

Pero hay veces en que no siempre podemos llevar tantos frascos, por ejemplo, en nuestras escapadas y viajes ¿cómo podemos disponer de diferentes fragancias en una sola fragancia? La respuesta es muy fácil: dependiendo de cómo se aplique el perfume conseguiremos un resultado u otro. A continuación, te contamos 4 trucos para sacar el máximo partido a tu perfume.

Diluye tu perfume

El mismo perfume si se aplica de forma diversa puede desprender una fragancia u otra. Así, si aplicas tan solo unas gotas o una buena rociada de spray el resultado puede ser totalmente diferente en intensidad y se destacarán más unas notas u otras de la composición.

Por ejemplo, un perfume como el Oriental Especiado 144 si se aplica en spray sentirás una salida sutilmente afrutada con notas de pera y casis, un corazón floral de jazmín y azahar y un broche “gourmand” de praliné y pachulí. En cambio, aplicado en gotas le darás más protagonismo a la vainilla y al pachulí que son sus notas de fondo.

Más allá de la piel

El gran secreto para que un perfume dure al máximo es aplicarlo más allá de la piel. El calor del cuerpo hace que la fragancia se evapore antes. En cambio, cuando lo aplicamos en la ropa su aroma durará aún más.

En invierno, es muy recomendable aplicarlo en la bufanda, ya que siempre estará en uno de los lugares clave del aroma como es el cuello. Hay que tener cuidado en aplicar el perfume en según qué telas delicadas, por eso, te recomendamos primero probarlo en una esquina o en reverso para asegurarnos que no mancha ni decolora.

Combínalo con la loción

Si queremos que un perfume desprenda más aroma hay que combinarlo con su loción corporal y hasta con el gel de baño de la misma fragancia. De este modo, sacaremos el máximo partido a ese olor que tanto nos gusta y perdurará por más tiempo en todo nuestro cuerpo.

Si quieres utilizar este modo de aplicación te recomendamos cualquier de nuestros kits black label creado con nuestras fragancias más populares e incluyen el gel, la crema y el perfume.

Date un baño de perfume

Uno de los mayores placeres de la vida es darse un buen baño con burbujas, con velas, música relajante y si se puede una buena copa de vino. Si, además, a este ritual de cuidado personal se le incluye unas gotas de fragancia en el agua, ya es el no va más.

Este pequeño truco hará que todo tu cuerpo tenga el aroma que tanto te gusta, de una forma ligera y homogénea en todo el cuerpo, además, te relajaras regalándote un momento para ti. Y si quieres crear una verdadera atmósfera de esencia, te recomendamos que combines tu fragancia con las velas aromáticas de la misma numeración.

Te animamos a que pruebes estas diferentes maneras de aplicarte el perfume y nos cuentes como te ha ido ¿se te ocurre alguna otra?